Las realidades del G7 Junio 2018
trumpmerkel3 Una reunión que terminó como el rosario de la aurora

 

La foto que todos hemos visto de cómo, más o menos, terminó la reunión del G7 es la de una Angela Merkel seria, esperando una respuesta de Trump, con las manos apoyadas sobre la mesa y el cuerpo levemente vencido hacia delante, exigiendo con su lenguaje corporal un compromiso del presidente norteamericano.

Le mira fijamente a los ojos mientras él, sentado en una silla, de brazos cruzados y rodeado por el resto de dirigentes y ayudantes, la mira con una media sonrisa. El gesto de Trump es un tanto burlesco, parece que se lo está pasando incluso bien, que lo que le estuviera diciendo en ese momento Angela Merkel hasta le hacía gracia pero en absoluto estaba dispuesto a firmar o rectificar. 

This content is only available to subscribers. Please log in or sign up FREE to use all the features.