Un tío blanco hetero  sept 2018
tioblancohetero1 Si ha conseguido tocar la fibra sensible es porque va por el buen camino

 

Aunque delante de la cámara se muestra siempre enmascarado, su estampa es inconfundible: traje blanco de licra, sudadera negra lisa con capucha, gafas de plástico de dos euros y, como telón de fondo, un pulcro salón decorado con un par de lienzos de Ikea.

Quienes ya lo hayan visto sabrán de quién hablo. Y los que no, tiempo al tiempo , porque este joven madrileño va camino de convertirse en una auténtica estrella digital. 

This content is only available to subscribers. Please log in or sign up FREE to use all the features.