Estrecho de Gibraltar - Territorio sin ley  Feb 2018
narcos1 De pascuas a ramos ha caído algún pez gordo

 

Una veintena de encapuchados asaltan el hospital de la La Línea de la Concepción, agreden a dos agentes y se llevan a un narco que estaba siendo sometido a cuidados médicos. Ocurre unos días después de que Sito Miñanco, el célebre narco en tercer grado desde hace un par de años, sea detenido en Algeciras, al frente de una nueva organización que vendría a probar la llamada, desde antiguo, galleguización del Estrecho de Gibraltar que, en este caso, se extendería a confidentes dentro de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Todo ello ocurre junto a las chimeneas de una de las grandes áreas industriales de España y al bies de un formidable recinto portuario que ofrece miles de empleos pero que no ha logrado erradicar la moral de frontera que fija en la economía sumergida del contrabando la salud manifiesta de un mercado negro que, en el sur de la Península Ibérica, se remonta al menos a comienzos del siglo XIX, aunque se transformó dramáticamente cuando esa área dejó de ser el zoco costero para el trapicheo del tabaco rubio y se convirtió en el escenario favorito para el truco o trato de los traficantes de hachís y, sucesivamente, la cocaína, la heroína y lo que saliera. 

This content is only available to subscribers. Please log in or sign up FREE to use all the features.