La guerra del taxi  feb 2019
taxis No se le pueden poner puertas al campo

 

No hay nada nuevo bajo el sol. Ni siquiera una guerra del taxi como la que se vive estos días en las grandes ciudades españolas. Ya en los albores del siglo XX, el mundo del taxi o, mejor dicho, de los coches de punto, vivió su primer conflicto. Ya nadie se acuerda, pero en aquellos momentos, en todo el mundo, el motor de explosión liquidó el aprovechamiento que del 'motor de sangre' de los equinos y otros cuadrúpedos se hacía en múltiples escenarios, desde la mina hasta las calles de una ciudad. Los excedentes bélicos de la I Guerra Mundial dieron la puntilla a la presencia de caballos de tiro en el transporte y miles de equinos tuvieron por único destino el matadero. Y fue un cambio traumático. Los taxis, ahora, que tan airadamente intentan frenar la implantación por empresas cuya base es internet son los mismos que destruyeron el coche de punto, de línea, y tantas otras variantes. 

This content is only available to subscribers. Please log in or sign up free to use all the features.