La Carcundia Santanderina July 2017
Centro Botn Siempre de punta en blanco, por el qué dirán

 

El nuevo Centro Botín, inaugurado el pasado mes de junio, ha sido duramente criticado por algunos, pues rompe las vistas de la bahía de Santander. Marcos Pereda, escritor de El Diario, nos explica, con su característico estilo, la que se está liando en la ciudad cantábrica.


Anda estos días la carcundia santanderina escandalizada porque les han quitado no sé qué de unas vistas. Que posee su ironía, oigan. A muchos niveles. Ya verán, ya.

La carcundia santanderina es que tiene estas cosas. Ustedes seguro que les conocen, porque incluyen una serie de características que los pinta como inconfundibles. Ellos pasean, nunca caminan. Escrutan y desaprueban, jamás miran. Gafas de sol, jersey al hombro, caracolillos (si queda pelo) en la nuca. Siempre de punta en blanco, por el qué dirán. Pulseras, muchas, alguna cadena incluso. Saludando con gesto torvo, serio, salvo que deseen hablar con una de esas personas-a-las-que-hay-que-conocer, entonces todo efusividad, sonrisas blancas, arruguitas alrededor de los ojos. ..................

La carcundia acude a los toros en la Feria de Santiago porque hay que mantener las tradiciones, pero llamará cateto a todo aquel que lleve albarcas. O pito y tambor. O camiseta, vaya. De vez en cuando regalan una mirada nostálgica al Palacio de La Magdalena, por si sorprendiesen de nuevo al rey Alfonso XIII persiguiendo a alguna señorita del servicio. Aquellos eran buenos tiempos, coño, visionando porno de calidad junto al egregio coronado. Ojalá volviesen. Y así.

 

This content is only available to subscribers. Please log in or sign up free to use all the features. (Existing members go to Mi cuenta to upgrade)