Zahara de los Atunes Aug 2017
zaharatarde Por algo es la cuna del cachondeo

 

Zahara es vida, Zahara es luz. Es un lugar donde la riqueza se entiende de otra manera. Aquí no va ligada con lo económico, sino a lo natural. A las dunas, a las playas, a los atunes. A la poca necesidad de mirar el reloj. Para qué, cuando las horas las marcan el sol y el viento.

Zahara de los Atunes es una caña y una tapa de caracoles, una tosta de ventresca en manteca, el rojo de la carne del retinto. También un paseo por la orilla en busca de orejillas. Sentir el fuerte levante y el frío del poniente. Y una almadraba en el horizonte. En Zahara se comprende la verdad, se entiende Cádiz, se aprende que la vida es otra cosa. Y a reír: por algo es la cuna del cachondeo.

 

Basta pasear temprano por orilla de sus playas cada mañana, cuando saludar con un "buenos días" es todavía sagrado. Decenas de personas recorren la costa hasta llegar incluso a Barbate, a unos nueve kilómetros, una forma de hacer ejercicio y arrancar el día de otra manera. Como lo es tomar un café con las largas olas del Atlántico rompiendo en tus pies o desayunar unos ricos churros mientras el día se despereza.

 

playamilAtún en mil formas

Es el momento perfecto para adentrarse en la Plaza de Abastos local, donde tres pescaderías te ofrecen los mejores frutos del mar gaditano: pargos, salmonetes, caballas, sardinas, róbalos, sargos, cazón, huevas... y, por supuesto, atún en mil y una formas. Por su parte, las carnicerías tienen como estrella la carne de retinto, especie que puebla la Costa de la Luz y que te puedes encontrar sobre la arena de cualquier playa, paseando por la carretera o pastando a tu lado en casi cualquier lugar.

This content is only available to subscribers. Please log in or sign up free to use all the features. (Existing members go to Mi cuenta to upgrade)