Franco, culo blanco  sept 2018
francoculoblanco Había mucho cachondeo en aquellos días que Franco la estaba espichando

 

En casa, mi padre se emocionaba cuando escuchaba La Marsellesa y se descojonaba recordando la muerte de Franco. Especialmente graciosa le parecía la expresión "el equipo médico habitual" a la que hacían referencia los medios franquistas para informar de la evolución del enfermo. Con "el equipo médico habitual" había mucho cachondeo en aquellos días que Franco la estaba espichando.

Pero las risotadas de verdad llegaban cuando mi padre rememoraba la historia que había circulado en su día -no sé si es cierta o no- de que a Franco le pilló uno de sus penúltimos achuchones  en el Pardo y lo tuvieron que trasladar a trompicones en una alfombra a un quirófano que habían improvisado en su residencia, y además se les fundieron las luces y llamaron al electricista del pueblo y casi se les muere Franco allí mismo. Una agonía muy dicharachera para el caudillo de España por la gracia de Dios, que decían las monedas de la época. 

This content is only available to subscribers. Please log in or sign up FREE to use all the features.