el mismo que/el mismo de: cuando forma parte de una estructura comparativa, el término de comparación va introducido por que. Sin embargo, a menudo mismo aparece en oraciones con la preposición de, en cuyo caso no es comparativo sino descriptivo/enfático.

-Tiene los (mismos) ojos de su madre [Son sus mismos ojos; más enfático]

→Tiene los mismos ojos que su madre [Son los mismos que tiene ella; más comparativo]

-Ocurrió el (mismo) día de los atentados [Ese mismo día]

→Ocurrió el mismo día que los atentados

-Nos vemos en el (mismo) bar de ayer

→Nos vemos en el mismo bar que ayer

-Me ha dicho lo (mismo) de siempre [Lo de siempre]

→Me ha dicho lo mismo que siempre [Lo mismo que siempre me dice]

Leer más