diputados y diputadas: el llamado 'desdoblamiento de género' es un tema controvertido y presenta problemas para el estudiante de español. Tal como explica la RAE, "Este tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico. En los sustantivos que designan seres animados existe la posibilidad del uso genérico del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos [...] La mención explícita del femenino solo se justifica cuando la oposición de sexos es relevante en el contexto: El desarrollo evolutivo es similar en los niños y las niñas de esa edad".

Sin embargo, quienes defienden su uso argumentan que el género masculino 'no marcado' es excluyente y invisibiliza a la mujer. Frases como las que se leen a continación se escuchan cada vez más en los medios de comunicación, a menudo en boca de políticos o periodistas que quieren dar a entender que no son "machistas" ni anticuados.

-Bienvenidos y bienvenidas

-Todos y todas nosotros

-Vascos y vascas /españoles y españolas

-Hola, chicos y chicas

El siguiente extracto del artículo 41 de la Constitución de Venezuela ofrece un buen ejemplo de la dificultad de usarlo a rajatabla:

“Sólo los venezolanos y venezolanas por nacimiento podrán ejercer los cargos de presidente o presidenta de la República, vicepresidente ejecutivo o vicepresidenta ejecutiva, presidente o presidenta y vicepresidente o vicepresidenta de la Asamblea Nacional magistrados o magistradas del Tribunal Supremo de Justicia, procurador o procuradora general…”.

Leer más