El pronombre usted se diferencia de los otros pronombres personales en dos aspectos fundamentales. Primero, no se omite con la misma facilidad, y su presencia explícita es obligatoria cuando hay posible ambigüedad con un tercero. Segundo, aparece en posiciones que no son características de los otros pronombres personales, particularmente pospuesto al verbo y en el interior en perífrasis verbales (p.ej. tener que+infinitivo). En general, la anteposición corresponde al uso distintivo o contrastivo de , y la posposición al uso no enfático (la omisión de ). [Véase tú vs. usted]

-Eres un hombre de fe [Omisión de 'tú', no enfático]

→Es usted un hombre de fe [Pospuesto; no enfático]

¿Es usted un hombre de fe? [Interrogativo, normalmente pospuesto]

- eres un hombre de fe ['Tú' enfático, distintivo o de contraste]

Usted es un hombre de fe [Antepuesto corresponde al 'tú' enfático]

 

-Ayer me dijiste que necesitabas ayuda

→Ayer me dijo usted que necesitaba ayuda

-Pero me dijiste ayer que necesitabas ayuda ['Tú' enfático, distintivo o de contraste]

→Pero usted me dijo ayer que necesitaba ayuda [Antepuesto corresponde al 'tú' enfático]

 

-Ya anunciamos que tendríais que trabajar 

→Ya anunciamos que tendrían ustedes que trabajar

-Ya anunciamos que vosotros tendríais que trabajar ['Vosotros' enfático, distintivo o de contraste]

→Ya anunciamos que ustedes tendrían que trabajar [Antepuesto corresponde al 'vosotros' enfático]

Leer más-2