El llamado 'condicional narrativo' o 'potencial de narración' se usa en la lengua periodística o literaria en lugar del pretérito indefinido (pretérito perfecto simple) como recurso estilístico; en esas oraciones no se introducen situaciones hipotéticas, sino hechos acaecidos posteriormente a un punto del pasado ya mencionado. Este recurso permite, entre otras cosas, comentar hechos posteriores sin movernos del punto de 'anclaje' de la narración. Se recomienda no abusar del condicional narrativo ya que puede resultar empalagoso y restar claridad a la exposición.

-"El improvisado adversario del gigante fue David, un joven pastorcillo israelita de la tribu de Judá, que más tarde se convertiría en rey. A diferencia de Goliat era ágil y veloz, y tan sólo disponía de un trozo de tela y una cuerda, que a modo de honda le permitía lanzar piedras a gran distancia. Cuando se enfrentó con el filisteo, el gigante no paraba de gritarle que dejara de moverse y que se acercara más, lo cual trataba de evitar David por todos los medios". [ABC]

-"Según la declaración del testigo, el señor Alberto Perea nació en Paraná, Entre Ríos, en 1953. A los 18 años se mudaría a Rosario por cuestiones laborales. Allí comenzó a estudiar arquitectura. Luego, obtendría su título universitario en 1980 y regresaría a su ciudad natal un año más tarde". [CIJ]

-Recibió la carta a las 11:00. Instantes después moriría [≈instantes después murió]

-Cometió su primer atraco con 16 años. Seis años más tarde se convertiría en el hombre más buscado del país

-Aceptó el cargo con mucha ilusión, pero dimitiría al poco tiempo [≈dimitió]

→Cuando aceptó el cargo, dijo que dimitiría al poco tiempo [Ojo: en este contexto se habla de algo aún  futuro que no sabemos si pasó o no]

Leer más