gerundio: uno de los usos más frecuentes del gerundio es el de expresar una relación causal entre dos verbos. Favorecen esta interpretación los verbos estativos en posición inicial/absoluta. Cuando el gerundio se encuentra en posición posverbal (después del verbo en forma personal), se favorece la interpretación de simultaneidad o modo, sin aludir a la causa. [Véase también al+infinitivo].

-Creyendo que nadie lo había visto, se marchó [Consecutivo; causal; ≈ya que creía]

→Se marchó creyendo que nadie lo había visto [Simultaneidad; su forma de marcharse o su estado al marcharse; se marchó así]

-No teniendo a quién llamar, se quedó en un hotel [≈Al no tener; causal]

Se quedó en un hotel, no teniendo a quién llamar [Se quedó en un hotel así]

-Estando en Madrid, fui al museo del Prado [Simultaneidad y posiblemente causa; ya que estaba]

→Fui al museo del Prado estando en Madrid  [Simultaneidad; cuando estaba]

-Habiendo terminado el encargo, llamó a su mujer para decírselo [Gerundio compuesto; consecutivo; al haber terminado]

-Siendo hombre soltero, encontrarás trabajo sin problema [Simultaneidad; causal; ya que eres hombre soltero]

Siendo hombre soltero, encontrarías trabajo sin problema [Condicional; si fueras hombre soltero]

Leer más-2